lunes, 29 de agosto de 2011

Análisis: Tres atrás, un defensa más

Os hartaréis de leer y escuchar durante los próximos días que el Barcelona ha jugado hoy, ante el Villarreal, con un defensa menos. Que Guardiola recuperó el 3-4-3 del Dream Team en detrimento del habitual 4-3-3. Y es verdad. Pero, aunque parezca contradictorio, no defendió con un jugador menos, sino con un jugador más.

3-4-3



















Para entender esto hay que tener en cuenta, primero, que en el Barcelona atacan todos y defienden todos, si comprendemos la presión como un concepto defensivo y el incio de las jugadas como uno ofensivo. Dejando esto a un lado, sabemos que en el fútbol se suele cerrar atrás con tres o cuatro jugadores. Así que, en este caso, vamos a entender CERRAR como DEFENDER.

4-3-3 Fase ofensiva



















Éste sería el ejemplo del 4-3-3 que suele emplear el Barça en fase ofensiva. Observamos, marcados en rojo, los jugadores que CIERRAN (defienden) constantemente. Son tres: los dos centrales (Piqué, Puyol) y el pivote (Busquets). En ataque vemos cómo los encargados de abrir el campo pegados a la banda son los laterales (Daniel Alves, Abidal), dos teóricos defensas, mientras que los extremos (Pedro, Villa) realizan una labor más interior, dejando a los otros tres futbolistas (Messi, Xavi, Iniesta) espacio para tocar en la frontal del área rival.

3-4-3 Fase ofensiva



















Y éste otro sería el ejemplo del 3-4-3 que se ha empleado ante el Villarreal en fase ofensiva. En rojo vemos que son CUATRO los jugadores que cierran: Busquets, Mascherano, Abidal y Keita. Uno más que con el 4-3-3. Por eso digo que, a efectos prácticos, defiende uno más. También podemos observar que los encargados de abrir el campo, en esta ocasión, son los extremos (Sánchez, Pedro), que realizar una labor más exterior que interior. Las zonas interiores quedan para Messi y Fàbregas, ambos con libertad de movimientos, y Thiago e Iniesta por derecha e izquierda respectivamente. Se pierde una referencia arriba, que únicamente ocupa el futbolista que llega a esa zona por el constante movimiento, normalmente Messi o Fàbregas. Se gana más toque de balón en tres cuartos de campo, pero se pierde en la frontal del área rival, por lo que se finaliza con balones más profundos entre líneas.